Como preparar una Dieta BARF para perros: una guía completa

¿Qué es la Dieta BARF?

BARF son las siglas de Bones and Raw Food (huesos y alimentos crudos) o Biologically Appropriate Raw Food Diet (dieta de alimentos crudos biológicamente apropiada). BARF es una dieta cruda diseñada para proporcionar a los perros una alimentación casera a base de huesos carnosos crudos, carne muscular cruda, hígado y otros órganos secretores vegetales y frutas. Es comida fresca, sin conservantes añadidos ni ingredientes artificiales. En general, la dieta BARF es el modelo más popular de dieta cruda para perros.

En las dietas BARF, las carnes crudas, los huesos, las verduras, las frutas, las hierbas, los lácteos, los cereales integrales, los minerales y los suplementos están todos en forma fresca, sin cocinar. La salud de tus perros puede mejorar significativamente con las dietas de alimentos crudos para perros, que contienen más proteínas y nutrientes que la mayoría de los alimentos comerciales para mascotas.

La dieta BARF se basa en la idea de que los perros son carroñeros y, como tales, están diseñados para comer una dieta rica en proteínas y baja en hidratos de carbono. La dieta BARF imita la dieta que los perros comían en la naturaleza antes de ser domesticados.

Comedero lento Super Feedy con dieta BARF

En 1993, el veterinario australiano Ian Billinghurst publicó su best-seller “Give Your Dog a Bone: The Practical Commonsense Way to Feed Dogs for a Long and Healthy Life”. A raíz de ello, veterinarios, expertos en nutrición y propietarios de perros de todo el mundo no han dejado de respaldar la dieta BARF.

Alimentar a tu perro con una dieta BARF tiene varias ventajas, como la mejora de la digestión, la reducción de las alergias y el mantenimiento de un peso ideal. También se cree que las dietas BARF proporcionan a los perros más energía, mejoran la salud de sus articulaciones y refuerzan su sistema inmunitario.

Esta guía te proporcionará todo lo que necesitas saber sobre la dieta BARF para perros, incluidos los beneficios e inconvenientes de este tipo de dieta, cómo empezar y consejos para la transición de tu perro del alimento seco a la dieta de alimentos crudos a la hora de comer.

Otros usuarios también buscan:

Dieta BARF para perros: ¿Qué contiene esta dieta de alimentos crudos para perros?

Las dietas BARF han ganado popularidad con los años. Esta dieta evolutiva reproduce lo que un perro comería en la naturaleza. Hay distintos tipos de dietas de comida cruda para perros, como las que consisten principalmente en carne y huesos sin cocinar (RMBD) y las que siguen la dieta del “modelo de presa”.

Como propietario de un perro, quizá estés considerando la dieta BARF para tu peludo amigo. Normalmente, las dietas crudas siguen esta fórmula:

  • 70% de carne muscular cruda;
  • 10% hueso crudo comestible;
  • 5% hígado;
  • 5% otros órganos secretores;
  • 10% de verduras y fruta de la ingesta diaria total.

Una buena fuente de proteínas es la carne muscular, y las proteínas contienen aminoácidos esenciales, los componentes básicos del perro.

Proteínas

Las proteínas de una dieta BARF pueden incluir cortes magros de ternera, pavo o cerdo (según lo que tolere tu perro) y vísceras como el hígado y el riñón. También puedes alimentar a tu perro con huesos de carne crudos enteros o molidos (nunca cocidos), pescado (no más de una vez a la semana) y huevos crudos (cáscaras y yemas).

Verduras

Las dietas BARF suelen incluir productos frescos como brécol, col, calabaza, calabaza, espinacas, verduras de hoja verde y zanahorias. Deberás evitar las cebollas y los aguacates, que pueden perjudicar a los perros.

Frutas

Frutas como las manzanas, los plátanos, los arándanos rojos y los arándanos azules también suelen incluirse en las dietas BARF, pero deberás evitar las pasas y las uvas, que pueden ser tóxicas para los perros.

Hierbas frescas

También pueden utilizarse hierbas frescas como perejil, albahaca y orégano.

Es esencial que las proporciones sean correctas cuando se alimenta a tu perro con una dieta cruda, para que obtenga la mezcla adecuada de nutrientes.

Alfombrilla lamedora Super Feedy con dieta BARF para perros

Dieta BARF: ¿Cuáles son sus beneficios?

Los beneficios para la salud de la alimentación cruda de los perros son infinitos. Algunos de ellos son

  • mejor digestión y absorción de nutrientes
  • menos olor mayores niveles de energía y resistencia
  • huesos más fuertes y dientes más limpios (& aliento más fresco) gracias al aumento de la ingesta de calcio
  • una piel más sana y un pelaje más brillante gracias al alto nivel de ácidos grasos omega
  • alergias reducidas debido a la eliminación de alimentos procesados
  • mejora de la salud articular debido al aumento de los niveles de glucosamina y sulfato de condroitina
  • control del peso gracias a los ingredientes naturales bajos en calorías
  • reducción del riesgo de cáncer debido a la ausencia de conservantes y colorantes artificiales
  • los perros pueden beneficiarse de una dieta cruda porque su organismo puede utilizarlos más, lo que hace que sus heces sean más pequeñas y menos malolientes.

Cómo preparar una dieta BARF para perros

Dieta BARF para perros

Si estás pensando en cambiar a tu perro a la comida cruda como parte de una dieta BARF de carne cruda, es importante que investigues, conozcas los requisitos nutricionales y los nutrientes clave y te asegures de que estás preparado para alimentar adecuadamente a tu cachorro. Aquí tienes 12 consejos que te ayudarán a prepararte:

1. Introduce la dieta lentamente. Cambiar a tu perro a una dieta cruda de la noche a la mañana puede causarle trastornos digestivos, por lo que es mejor introducir la dieta BARF gradualmente a lo largo de varios días o semanas.

2. Mantén el horario habitual de alimentación de tu perro. Si alimentabas a tu perro una vez al día antes de pasar a la dieta cruda, aliméntalo ahora una vez al día. Si tu perro comía dos veces al día antes de la dieta cruda, sigue con esa rutina de alimentación.

3. Pesa las porciones. Los perros adultos sanos deben comer entre un 2 y un 3% de su peso corporal en comida cruda al día (no por comida). Puede que tengas que ajustar ligeramente las raciones si tu perro gana o pierde demasiado peso rápidamente con la dieta cruda.

4. Alimenta con cortes enteros de carne. En lugar de cortar la carne en trozos del tamaño de un bocado, alimenta a tu perro con cortes de carne enteros y más significativos. Esto le ayudará a digerir mejor la comida y a mantener limpios los dientes.

5. Incluye una variedad de carnes en la dieta de tu perro. Las dietas BARF deben ser variadas, así que incluye y rota distintos tipos de fuentes de proteínas en la dieta de tu cachorro, incluidas las aves, la carne roja y el pescado.

6. Alimenta con huesos crudos, una fuente excelente de minerales, no con huesos cocidos. Los huesos crudos son una parte esencial de la dieta BARF y aportan ricos nutrientes y ayudan a la salud dental. Dependiendo de la raza, el tamaño y la edad de tu perro, limítate a huesos pequeños como alas y cuellos de pollo, ya que los huesos más grandes pueden causar asfixia o problemas digestivos. Supervisa siempre a tu perro cuando le des un hueso.

7. Añade mucha fruta y verdura. Junto con la carne, la fruta y la verdura son una parte esencial de la dieta BARF y aportan vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales. Asegúrate de hacer puré, picar o rallar las frutas y verduras, para que sean fáciles de digerir para tu cachorro.

8. Ofrece productos lácteos. Los productos lácteos crudos, como el yogur y el queso (sólo aptos para perros), son un complemento saludable de la dieta BARF y aportan muchos nutrientes esenciales.

9. Suplementa con vitaminas y minerales. Dependiendo de los alimentos que incluyas en la dieta BARF de tu perro, puede que necesites suplementar con vitaminas y minerales específicos. Consulta con tu veterinario holístico para determinar qué suplementos son los mejores para la etapa de la vida de tu cachorro.

10. Alimenta con alimentos frescos, no congelados, y descongélalos antes de servirlos. La comida congelada puede mantenerse fresca en el frigorífico hasta dos días (o en el congelador durante seis meses) si está bien sellada. Cuando alimentes a tu perro con comida cruda, comprueba siempre la fecha de caducidad para asegurarte de que la comida es fresca.

11. Almacena adecuadamente los alimentos crudos. La carne cruda debe guardarse en el frigorífico o en el congelador y mantenerse alejada de otros alimentos para evitar la contaminación cruzada. Asegúrate de lavarte las manos y todas las superficies de preparación de alimentos después de manipular carne cruda.

12. Controla las heces de tu perro. Unas heces blandas pueden indicar que necesitas ajustar los ingredientes de la dieta de tu perro. Si observas algún cambio en las heces de tu perro, consulta a un veterinario holístico para que te oriente.

¿Qué riesgos o problemas tiene una dieta BARF?

Perro con dieta BARF

Como cualquier tipo de dieta de alimentos crudos, también existen algunos riesgos potenciales asociados a la dieta BARF, como el riesgo de contaminación bacteriana y posibles problemas de absorción del calcio que pueden causar problemas en los perros. Es importante que hables con tu veterinario antes de cambiar a tu perro a una dieta BARF y que sigas sus directrices para crear una dieta BARF equilibrada.

Si estás pensando en cambiar a tu perro a una dieta de alimentos crudos, es esencial que investigues para asegurarte de que puedes proporcionarle los nutrientes y los requisitos dietéticos necesarios.

Hay muchas ideas falsas y mitos flotando por ahí. Algunas personas creen que las dietas BARF con ingredientes crudos son arriesgadas y pueden provocar enfermedades alimentarias en los perros. A otros puede preocuparles que su perro ingiera huesos enteros y pueda atragantarse u otros peligros para la salud. Y otros pueden pensar que las dietas BARF son una dieta desequilibrada para su perro.

La carne cruda transporta bacterias como la e.coli y la salmonela, pero estas bacterias no son tan perjudiciales para los perros como para los humanos. Además, los perros tienen tiempos de tránsito más cortos que los humanos, lo que significa que las bacterias no tienen tiempo de crecer y causar enfermedades clínicas. No obstante, alimentar a tu perro con una dieta BARF es una opción segura y saludable si se toman las precauciones adecuadas.

Por último, las dietas BARF pueden ser una dieta equilibrada para tu perro si investigas y te aseguras de incluir todos los nutrientes necesarios. Muchas empresas de dietas crudas para perros ofrecen dietas BARF completas y equilibradas para perros. Así que si no estás seguro de por dónde empezar, en el mercado hay muchos alimentos comerciales para perros que elaboran sus propias recetas de comida cruda para perros.

Consejos para la transición de tu perro a una dieta de alimentos crudos

Dieta BARF

Cambiar a tu perro a una dieta de alimentos crudos puede ser complicado, pero puede hacerse con éxito con paciencia y planificación. He aquí algunos consejos para que la transición de tu perro a una dieta BARF evite molestias estomacales:

  • Empieza añadiendo pequeñas cantidades de comida cruda a su comida seca habitual y aumentando gradualmente el porcentaje de comida cruda con el tiempo. Esto ayudará a evitar problemas gastrointestinales cuando los perros cambien a una nueva dieta.
  • Asegúrate de que la comida cruda que le das a tu perro es equilibrada desde el punto de vista nutricional e incluye una variedad de ingredientes de origen animal y vegetal.
  • Sigue las directrices de tu veterinario para crear una dieta BARF que satisfaga las necesidades nutricionales específicas de tu perro.
  • Las carnes magras favorecen un peso saludable y son ingredientes beneficiosos en las dietas BARF.
  • En cuanto a los huesos enteros, es importante alimentar sólo con hueso crudo, hueso comestible con muchas articulaciones, como cuellos, colas y patas.
  • Haz la transición lentamente, añadiendo las nuevas comidas de la dieta BARF de una en una para que tu perro se acostumbre al cambio.
  • Si no te sientes cómodo preparando comidas de dieta BARF para tu perro, puedes comprar dietas BARF preparadas comercialmente en varias fuentes.
  • Pueden añadirse muchos otros ingredientes saludables a una dieta cruda casera para perros, como huevos enteros, algas o espirulina, aceite de coco, cúrcuma y cualquier otra cosa beneficiosa para su salud.

Si no estás seguro de lo que es seguro y lo que no, o de los nutrientes esenciales que debes incluir/excluir, consulta a un experto en nutrición canina o a tu veterinario local.

Conclusión

Conseguir el equilibrio nutricional adecuado es fundamental cuando se prepara comida fresca y sana para perros. Una dieta equilibrada dependerá de varios factores, como la edad de tu perro, su salud y su estado actual.

Alimentar a tu perro con comida BARF tiene muchas ventajas, pero es esencial que investigues antes de empezar la dieta para comprender cómo puede ayudar y asegurarte de que tu perro recibe una nutrición equilibrada con una dieta de alimentos crudos. Hay muchas instrucciones específicas que debes seguir para asegurarte de que tu perro tenga variedad dietética y la máxima nutrición, independientemente de su raza, tamaño y edad.

Aunque es esencial ser consciente de los riesgos de seguir una dieta de alimentos crudos para perros, puedes minimizarlos considerablemente siguiendo unas prácticas seguras de manipulación de los alimentos.

Habla con tu veterinario o nutricionista animal si estás pensando en alimentar a tu cachorro con comida cruda para comprender y aclarar cualquier problema de salud y asegurarte de que recibe una nutrición adecuada que favorezca su crecimiento y desarrollo.

En Super Feedy, hemos lanzado un nuevo e innovador comedero para perros 4 en 1 de alimentación lenta y una alfombrilla para lamer reversible, perfectos para ayudarte a servir deliciosa comida BARF a tu perro. Muy pronto tendremos también algunas recetas de dieta BARF siguiendo el modelo de dieta BARF para darte ideas para una comida equilibrada.

¡Cambiando para siempre la forma de comer de los perros!

Como padres responsables de mascotas, sabemos que quieres hacer todo lo posible por ayudar. Vivir con un perro enfermo después de comer no es divertido. A nuestros dos perritos, Marley y Belle, ¡les gusta comer rápido! Así que sabemos exactamente lo que es vivir con un perro con dolor y malestar después de comer.

¡Presentamos el Comedero Lento para Perros 4 en 1 definitivo y versátil! Nos entusiasma que este nuevo comedero lento para perros combine un diseño moderno con una funcionalidad innovadora. Es más que un comedero lento. Un comedero lento que ralentiza de forma natural a tu perro a la hora de comer, así como una alfombrilla reversible para lamer, para que tu mascota pueda disfrutar de una variedad de deliciosos alimentos como purés, guisos o comida húmeda. Un cuenco excelente para preparar y guardar fácilmente comida deliciosa que también sirve como cuenco de viaje para tus aventuras caninas.

Tu perro tendrá una experiencia más feliz y saludable a la hora de comer, lo que te dará tranquilidad.

Araceli Molina

Editora jefe 6mejores.com. Mi misión es ayudarte a descubrir los mejores productos y servicios para una vida más fácil y productiva. Más de 15 años de experiencia en marketing digital y publicaciones online. Me apasiona el fitness, la tecnología, la naturaleza y los animales.

Deja un comentario