Puente Inalámbrico Vs Repetidor : Cómo Extender Tu Señal Wi-Fi

Un puente inalámbrico y un repetidor inalámbrico se utilizan habitualmente en las redes inalámbricas. Ambos dispositivos amplían el alcance de una red inalámbrica, pero funcionan de formas distintas. Un puente inalámbrico conecta dos o más redes por cable a través de una conexión inalámbrica. Permite que los dispositivos de una red se comuniquen con los de la otra como si estuvieran en la misma red.

Un puente inalámbrico se suele utilizar para conectar dos edificios o ampliar el alcance de una red por cable. Un repetidor inalámbrico se utiliza para prolongar el alcance de una red inalámbrica. Recibe la señal inalámbrica del punto de acceso principal o del router y la retransmite, reforzando la señal y ampliando el alcance de la red. Un repetidor inalámbrico se suele utilizar para cubrir zonas muertas o áreas con una señal inalámbrica débil.

En resumen, un puente inalámbrico conecta dos o más redes por cable a través de una conexión inalámbrica. En cambio, un repetidor inalámbrico amplía el alcance de una red inalámbrica retransmitiendo la señal inalámbrica.

Puente inalámbrico

PUENTE INALÁMBRICOUn puente inalámbrico es un dispositivo de red que enlaza varias redes cableadas independientes mediante una conexión inalámbrica. El puente inalámbrico permite que todos los dispositivos de una red se conecten e interactúen con dispositivos de varias redes como si estuvieran en la misma red, ampliando eficazmente el alcance de la red. Los puentes inalámbricos se suelen utilizar para conectar edificios separados o ampliar la cobertura de una red cableada sin cableado adicional.

Repetidor inalámbrico

REPETIDOR WIFIUn repetidor inalámbrico, a veces llamado extensor de alcance, aumenta el alcance de una red inalámbrica. Potencia la señal inalámbrica y aumenta el alcance de la red recibiendo la señal del punto de acceso o router principal y retransmitiéndola.

Un repetidor inalámbrico suele instalarse en una zona muerta donde la señal no llega o donde la señal inalámbrica es débil. El repetidor repite entonces la señal, ampliando el área de cobertura de la red. En lugares donde se necesita una señal inalámbrica sólida y fiable, como casas, oficinas y otros lugares, se suelen utilizar repetidores inalámbricos.

Uso de un Puente y Repetidor Inalámbricos

Aunque tanto los puentes como los repetidores inalámbricos se utilizan para aumentar el alcance de las redes inalámbricas, sus funciones y aplicaciones varían.

Las redes cableadas situadas en distintos lugares pueden conectarse mediante puentes inalámbricos. Suelen emplearse para enlazar oficinas o edificios separados por una barrera física o una distancia, como un muro.

Los dispositivos de ambas redes pueden comunicarse entre sí como si estuvieran en la misma red estableciendo un enlace inalámbrico entre ellos. Los puentes inalámbricos también pueden aumentar la cobertura de una red cableada sin añadir más cableado, amplificando y repitiendo la señal inalámbrica. Los repetidores inalámbricos se utilizan para mejorar el alcance de una red inalámbrica existente.

Normalmente, se colocan en zonas de señal Wi-Fi deficiente o en lugares donde la señal no llega. El repetidor consigue aumentar el área de cobertura de la red recibiendo la señal inalámbrica del punto de acceso o router primario y repitiéndola después. En general, los repetidores inalámbricos se utilizan para aumentar la cobertura de una red inalámbrica existente, mientras que los puentes inalámbricos se utilizan para enlazar distintas redes entre sí.

Características de un puente y un repetidor inalámbricos

Las características de un puente y un repetidor inalámbricos son diferentes, ya que sirven para otros fines. He aquí algunos de los componentes fundamentales de cada dispositivo:

1. Características de un puente inalámbrico

a. Conectividad

Un puente inalámbrico conecta dos o más redes cableadas independientes, permitiendo que los dispositivos de diferentes redes se comuniquen sin problemas.

b. Seguridad

Los puentes inalámbricos utilizan protocolos de encriptación como WPA2 para asegurar la conexión inalámbrica y proteger la red de accesos no autorizados.

c. Alcance

Los puentes inalámbricos tienen un alcance más amplio que los routers inalámbricos tradicionales, lo que les permite conectar redes separadas a mayor distancia.

d. Velocidad

Los puentes inalámbricos suelen tener velocidades más rápidas que los repetidores inalámbricos, ya que conectan redes cableadas y transmiten grandes cantidades de datos.

2. Características de un repetidor inalámbrico

a. Ampliación del alcance

Un repetidor inalámbrico amplía el alcance de una red inalámbrica existente amplificando y repitiendo la señal inalámbrica.

b. Fácil configuración

Los repetidores inalámbricos son fáciles de configurar y se pueden instalar en cualquier lugar de la zona de cobertura de la red existente.

c. Compatibilidad

Los repetidores inalámbricos son compatibles con la mayoría de los routers y puntos de acceso inalámbricos, lo que los convierte en una opción versátil para ampliar la cobertura de una red.

d. Velocidad

Los repetidores inalámbricos pueden tener velocidades más lentas que los puentes inalámbricos, ya que dependen de la repetición de la señal, lo que puede reducir la velocidad y la intensidad de la señal.

Tareas de un puente y un repetidor inalámbricos

1. Tareas de un puente inalámbrico

a. Conectar redes cableadas separadas

La tarea principal de un puente inalámbrico es conectar dos o más redes cableadas separadas, convirtiéndolas en una sola red. Esto se consigue creando un enlace inalámbrico entre las redes, permitiendo que los dispositivos de redes diferentes se comuniquen entre sí sin problemas.

b. Ampliar la cobertura de la red

Un puente inalámbrico también puede utilizarse para ampliar el alcance de una red cableada sin cableado adicional. Se puede establecer una conexión inalámbrica colocando un puente inalámbrico donde no haya una conexión por cable, ampliando así la cobertura de la red.

c. Mejorar el rendimiento de la red

Los puentes inalámbricos pueden mejorar el rendimiento de la red proporcionando una conexión más rápida y estable entre redes cableadas. Esto es especialmente importante cuando hay que transmitir grandes cantidades de datos entre redes.

2. Tareas de un repetidor inalámbrico

a. Ampliar la cobertura de la red

La tarea principal de un repetidor inalámbrico es ampliar el alcance de una red inalámbrica existente amplificando y repitiendo la señal inalámbrica.

b. Eliminar las zonas muertas

Los repetidores inalámbricos pueden eliminar las zonas muertas de una red inalámbrica repitiendo la señal en zonas donde la señal inalámbrica es débil o inexistente.

c. Mejorar el rendimiento de la red

Los repetidores inalámbricos también pueden mejorar el rendimiento de la red al proporcionar una señal inalámbrica más estable y consistente, lo que permite velocidades de transferencia de datos más rápidas y una menor congestión de la red.

Diferencias entre el puente inalámbrico y el repetidor

1. Funcionamiento

Los puentes inalámbricos y los repetidores son dos opciones para ampliar el alcance de las redes inalámbricas. Un puente inalámbrico conecta redes cableadas separadas creando un enlace inalámbrico, lo que permite que los dispositivos de redes diferentes se comuniquen sin problemas. Los puentes inalámbricos tienen un alcance más amplio y velocidades más rápidas que los repetidores inalámbricos, lo que los hace ideales para transmitir grandes

cantidades de datos. En cambio, un repetidor inalámbrico amplía la cobertura de una red inalámbrica existente amplificando y repitiendo la señal inalámbrica. Los repetidores inalámbricos son fáciles de configurar y se pueden instalar en cualquier lugar del área de cobertura de la red existente. Tienen velocidades más lentas que los puentes inalámbricos, pero son compatibles con la mayoría de los routers y puntos de acceso inalámbricos.

2. Paquete

Un puente inalámbrico está diseñado para conectar dos o más redes cableadas independientes, permitiendo que los dispositivos de diferentes redes se comuniquen sin problemas. Cuando un dispositivo de una red envía un paquete a un dispositivo de la otra red, el puente inalámbrico recibe el paquete y lo envía a través del enlace inalámbrico a la otra red. Esto permite transmitir paquetes entre redes con una latencia y una pérdida de datos mínimas.

Por otro lado, un repetidor inalámbrico recibe paquetes del punto de acceso principal o del router y los retransmite para ampliar el área de cobertura de la red inalámbrica. Cuando un dispositivo envía un paquete al punto de acceso principal o al router, el repetidor inalámbrico recibe el paquete y lo amplifica y retransmite para prolongar el alcance de la red inalámbrica. Sin embargo, existe el riesgo de que se produzcan colisiones de paquetes, ya que el repetidor repite el paquete, lo que aumenta la latencia y la pérdida de datos.

3. Dominio

Un puente inalámbrico está diseñado para conectar dos o más redes cableadas independientes, creando un enlace inalámbrico entre ellas. Esto permite que los dispositivos de redes diferentes se comuniquen entre sí sin problemas y compartan recursos a través de diferentes

dominios. Los puentes inalámbricos son útiles en situaciones en las que hay que conectar ámbitos distintos o para ampliar la cobertura de una red cableada sin cableado adicional.

Por otro lado, un repetidor inalámbrico está diseñado para ampliar el área de cobertura de una red inalámbrica existente dentro de un único dominio. Recibe y retransmite la señal inalámbrica desde el punto de acceso principal o el router, potenciando eficazmente la señal y ampliando la zona de cobertura dentro del mismo campo. Los repetidores inalámbricos ayudan a eliminar las zonas muertas y proporcionan cobertura a zonas que están fuera del alcance del punto de acceso o router principal.

En general, tanto los puentes como los repetidores inalámbricos son útiles para ampliar el alcance de una red inalámbrica, pero difieren en su función y aplicación principales. Los puentes inalámbricos ayudan a conectar diferentes dominios, mientras que los repetidores inalámbricos ayudan a desarrollar el área de cobertura dentro de un único dominio.

4. Económico

En cuanto a la rentabilidad, los repetidores inalámbricos suelen ser más económicos que los puentes inalámbricos. Los repetidores inalámbricos son baratos, fáciles de instalar y no requieren cableado ni infraestructura adicionales. Son una solución ideal para redes domésticas y de pequeñas empresas que necesitan ampliar su área de cobertura sin una inversión significativa en equipos o conocimientos técnicos.

Por otro lado, los puentes inalámbricos suelen ser más caros que los repetidores inalámbricos y requieren más conocimientos técnicos para instalarlos y configurarlos. Suelen utilizarse en infraestructuras de red más extensas, como redes empresariales y de campus, donde el coste de instalación y mantenimiento puede justificarse por las ventajas de una red más completa e integrada.

En cuanto al alcance, los puentes inalámbricos tienen un alcance más amplio que los repetidores inalámbricos, pero no siempre son necesarios o rentables para las redes más pequeñas. En general, la elección entre un puente inalámbrico y un repetidor dependerá de las necesidades específicas de la red, incluidos el tamaño, la infraestructura y las limitaciones presupuestarias.

5. Filtrado

Los puentes inalámbricos pueden filtrar paquetes por dirección MAC o dirección IP, permitiendo que sólo accedan a la red los dispositivos autorizados. También pueden configurarse para gestionar el tráfico de red, priorizando determinados tipos de tráfico sobre otros. Esto es especialmente útil en redes empresariales en las que varios tipos de tráfico, como voz y datos, pueden requerir distintos niveles de priorización.

Por otro lado, los repetidores inalámbricos no pueden filtrar paquetes ni gestionar el tráfico de red. Amplifican y retransmiten la señal inalámbrica para ampliar el área de cobertura de la red. Esto puede aumentar la congestión de la red y reducir la velocidad si se utilizan varios repetidores.

En general, los puentes inalámbricos son más capaces de gestionar el tráfico de red y filtrar paquetes. En cambio, los repetidores inalámbricos son una opción más sencilla y económica para ampliar el área de cobertura de una red inalámbrica. La elección entre ambos dependerá de las necesidades de la organización o del individuo.

6. Dirección

Un puente inalámbrico funciona en la capa de enlace de datos del modelo OSI, lo que significa que puede configurarse con una dirección MAC única. Esto permite al puente actuar como puente entre dos redes cableadas separadas, ampliando eficazmente el área de cobertura de la red inalámbrica. Los puentes inalámbricos se suelen utilizar en infraestructuras de red más extensas, como las redes empresariales, donde es esencial conectar redes cableadas separadas.

Por otro lado, los repetidores inalámbricos no tienen una dirección MAC única. Repiten la señal inalámbrica del punto de acceso o router principal, ampliando el área de cobertura de la red. Los repetidores inalámbricos se utilizan habitualmente en hogares y pequeñas empresas para eliminar zonas muertas o señales débiles.

En cuanto a la dirección, el puente inalámbrico tiene una dirección MAC única que le permite conectarse a redes cableadas distintas. Por otro lado, el repetidor inalámbrico no tiene una dirección MAC única y repite la señal inalámbrica del punto de acceso principal o router.

La elección entre un puente inalámbrico y un repetidor dependerá de las necesidades específicas de la organización o el individuo, siendo el puente inalámbrico más adecuado para infraestructuras de red más extensas y el repetidor inalámbrico una opción más económica para pequeñas empresas y hogares.

7. Red

Los puentes inalámbricos y los repetidores ayudan a ampliar el alcance de una red inalámbrica, pero difieren en su finalidad principal y en su impacto en la red. Un puente inalámbrico conecta dos o más redes cableadas independientes, convirtiéndolas en una sola red y proporcionando una conexión más rápida y estable.

Es ideal para conectar varios edificios u oficinas. En cambio, un repetidor inalámbrico amplía la cobertura de una red inalámbrica existente amplificando y repitiendo la señal, eliminando las zonas muertas y mejorando el rendimiento de la red.

Sin embargo, un repetidor puede reducir la velocidad de la red, ya que la señal se repite en lugar de transmitirse directamente.

8. Punto de acceso

Los puentes inalámbricos y los repetidores son dos opciones para ampliar el alcance de una red inalámbrica, y difieren en su relación con los puntos de acceso. Un puente inalámbrico suele conectar dos o más redes cableadas independientes y puede conectar puntos de acceso.

Al hacerlo, se crea un área de cobertura de red más extensa y permite que los dispositivos se muevan sin problemas entre los puntos de acceso. Por otro lado, un repetidor inalámbrico amplía la cobertura de una red inalámbrica existente repitiendo la señal de un punto de acceso.

Esto puede ayudar a eliminar zonas muertas, mejorar el rendimiento de la red y reducir la velocidad de la señal repetida.

9. Ad Hoc

Los puentes inalámbricos y los repetidores son dos dispositivos utilizados para ampliar el alcance de las redes inalámbricas, pero difieren en su compatibilidad con las redes ad hoc. Una red ad hoc es una red inalámbrica creada entre dos o más dispositivos sin un punto de acceso o router central. Un puente inalámbrico no es adecuado para las redes ad hoc, ya que requiere una conexión por cable. En cambio, un repetidor inalámbrico puede utilizarse con redes ad hoc y de infraestructura, amplificando y repitiendo la señal inalámbrica.

Un repetidor ayuda a ampliar el alcance de las redes ad hoc y mejora el rendimiento de la red, sobre todo cuando la señal es débil o intermitente.

10. Cliente

Los puentes inalámbricos y los repetidores son dos dispositivos que se utilizan para ampliar el alcance de las redes inalámbricas, y difieren en su relación con los clientes. Un puente inalámbrico suele conectar dos o más redes cableadas independientes, permitiendo que los dispositivos de diferentes redes se comuniquen sin problemas.

Esto significa que los clientes de una red pueden acceder a recursos de otra red, como archivos o impresoras. Un puente inalámbrico también permite a los clientes conectarse a puntos de acceso de redes distintas, ampliando el área de cobertura de la red inalámbrica.

Por otro lado, un repetidor inalámbrico amplía la cobertura de una red inalámbrica existente repitiendo la señal de un punto de acceso. Esto significa que los clientes pueden alejarse más del punto de acceso y mantener una conexión de red. Sin embargo, los clientes conectados a un repetidor pueden experimentar velocidades de red más lentas debido a la repetición de la señal. Además, un repetidor puede no ser compatible con todos los tipos de clientes o dispositivos, ya que algunos dispositivos pueden no conectarse a la señal repetida.

¿Cuándo debes utilizar un repetidor o puente inalámbrico?

Si necesitas ampliar la cobertura de una red inalámbrica existente, un repetidor inalámbrico es una buena opción.

Un repetidor puede colocarse dentro del área de cobertura de un punto de acceso existente, amplificando y repitiendo la señal para eliminar las zonas muertas y mejorar el rendimiento de la red. Es una buena opción para redes más pequeñas en las que un único punto de acceso no proporciona suficiente cobertura.

Si necesitas conectar redes cableadas separadas o ampliar el alcance de una red entre edificios u oficinas, un puente inalámbrico es la mejor opción.

Un puente inalámbrico puede conectar dos o más redes cableadas, creando una red más extensa que permite que los dispositivos de redes diferentes se comuniquen sin problemas. Es una buena opción para las redes más extensas, en las que se necesitan varios puntos de acceso para proporcionar cobertura.

Conclusión

En conclusión, los puentes inalámbricos y los repetidores ayudan a ampliar el alcance de las redes inalámbricas. Aunque sirven para fines similares, difieren en su objetivo principal y en su impacto en la red. Un puente inalámbrico está diseñado para conectar redes cableadas independientes, mientras que un repetidor inalámbrico amplía la cobertura de una red inalámbrica existente.

Además, un puente inalámbrico permite que los dispositivos de redes diferentes se comuniquen entre sí sin problemas, mientras que un repetidor inalámbrico puede provocar una velocidad de red más lenta debido a la repetición de la señal. En última instancia, la decisión de utilizar un puente o un repetidor inalámbrico depende de los requisitos específicos de la red y de la disposición del edificio u oficina. Comprender las diferencias entre estos dos dispositivos te permitirá decidir cuál se adapta mejor a tu red y mejorar su rendimiento y cobertura generales.

Araceli Molina

Editora jefe 6mejores.com. Mi misión es ayudarte a descubrir los mejores productos y servicios para una vida más fácil y productiva. Más de 15 años de experiencia en marketing digital y publicaciones online. Me apasiona el fitness, la tecnología, la naturaleza y los animales.

Deja un comentario