¿Cómo puedo hacer que mi silla de oficina sea más cómoda y ergonómica?

Hoy en día se hace mucho hincapié en hacer que nuestras sillas de oficina sean más ergonómicas. Pero, ¿cómo se puede conseguir esto exactamente? Nuestra redacción ha querido dar a nuestros lectores unas pautas precisas sobre cómo puedes hacer que tus sillas sean más ergonómicas. Así que nos pusimos a estudiar la ergonomía de las sillas. Te invitamos a leer el informe de nuestras conclusiones y las directrices sobre la ergonomía de las sillas en este post.

¿Cómo puedo hacer que mi silla sea más ergonómica? Asegúrate de que utilizas el tamaño de silla adecuado para tu cuerpo. Luego, ajusta la altura de la silla para que se adapte a tu estatura. El respaldo debe estar en posición vertical, y los reposabrazos colocados a la altura del codo. También puedes utilizar cojines para el asiento, almohadas lumbares y otros accesorios para la silla para mejorar su ergonomía.

Comparativas relacionadas:

Los estudios demuestran que los estadounidenses de hoy en día suelen pasar hasta 90.000 horas en una silla de oficina a lo largo de su vida. Eso es mucho tiempo, sin tener en cuenta otras cosas que haces mientras estás sentado. ¿Cómo puedes hacer que este tiempo sentado sea más productivo, saludable y sin riesgos para ti? Descúbrelo mientras sigues leyendo.

Puedes utilizar los accesorios de las sillas para hacer que tu silla de oficina sea más cómoda y ergonómica. Una vez que tengas una silla con el tamaño, la altura y los ajustes adecuados, puedes mejorar su ergonomía utilizando elementos de apoyo. Algunos ejemplos de elementos de apoyo a tener en cuenta son una almohada lumbar, un reposapiés, almohadillas para el reposabrazos y cojines externos para el asiento.

Cómo hacer que una silla de oficina barata sea cómoda y ergonómica

Cómo hacer que una silla de oficina barata sea cómoda y ergonómica

✅ Vídeo – Cómo hacer que una silla de oficina barata sea cómoda y ergonómica

Este vídeo muestra que no tienes que elegir entre una silla barata y una silla ergonómica. No tienes que gastar una fortuna para comprar una silla cómoda. Mira el vídeo para ver qué puedes hacer para que tu silla de oficina barata sea más cómoda y ergonómica.

Puedes considerar la posibilidad de adquirir los siguientes accesorios para mejorar la ergonomía y la comodidad de la silla:

Cojín lumbar externa para una mejor ergonomía

Las almohadas lumbares ayudan a sostener la espalda. Si tienes dolor de espalda o molestias al sentarte en la silla, una almohada de apoyo lumbar puede ser la solución. Según los estudios, una almohada de apoyo lumbar externa puede acabar eficazmente con el dolor de espalda.

Una buena almohada lumbar es portátil y asequible. Es lo suficientemente suave para amortiguar tu espalda y lo suficientemente dura para apoyarla. Según los expertos, las almohadas lumbares que tienen un recorte ofrecen los mejores resultados.

El cojín externo del asiento puede mejorar la ergonomía de la silla

Si el asiento de tu silla es demasiado firme, demasiado blando o demasiado fino, puedes experimentar molestias. Algunos asientos carecen de los contornos adecuados, por lo que provocan una distribución desigual del peso del cuerpo. Puedes solucionar estos problemas añadiendo a tu silla un cojín de asiento externo.

Un buen cojín de asiento estabilizará tu articulación pélvica cuando te sientes. También aliviará la zona del coxis de una presión indebida. Si sufres dolor de cadera, ciática o una hernia discal, te beneficiarás enormemente del uso de un cojín de asiento externo.

Los reposabrazos pueden hacer que tu silla sea más ergonómica

Los reposabrazos de plástico o metal suelen ser incómodos. Tus brazos nunca deben descansar sobre una superficie dura mientras estás sentado. Si tu silla tiene un reposabrazos duro o el cojín del reposabrazos ya está desgastado, es posible que necesites un cojín externo para el reposabrazos.

Las almohadillas comunes para reposabrazos simplemente hacen que el reposabrazos sea más cómodo y más amplio para tus brazos. Algunos tipos especiales también alargan el reposabrazos para apoyar todo el antebrazo en diversas posiciones. Esto último suele ser mejor y más ergonómico. Sin embargo, pueden costar más que el tipo común.

El tamaño, la altura y la configuración de una silla son los principales factores que la hacen ergonómica. Una silla ergonómica tiene el tamaño y la altura adecuados para tu cuerpo. Es una silla con ajustes adecuados y personalizados para promover tu comodidad y tu salud. Además, los accesorios que utilizas con una silla también pueden contribuir significativamente a su ergonomía. Los elementos de apoyo, como las almohadas de madera y los reposapiés, hacen que las sillas sean más ergonómicas.

Los tres factores principales de la ergonomía de las sillas son los siguientes:

Tamaño de la silla

Utiliza siempre una silla que se adapte convenientemente al tamaño de tu cuerpo. No utilices una silla en la que tengas que apretarte. Si una silla no se ajusta a tu cuerpo, ningún accesorio puede hacerla ergonómica para ti.

Además, asegúrate de que tu silla es lo suficientemente fuerte como para soportar tu peso. No quieres una silla que pueda romperse en cualquier momento bajo tu peso.

Si tu silla es demasiado pequeña para el tamaño de tu cuerpo, éste no obtendrá el apoyo adecuado. Eso puede, a su vez, causar molestias, riesgos para la salud y problemas de postura. También puede reducir tu productividad en el trabajo.

Altura de la silla

Tu silla debe ser lo suficientemente alta como para soportar tus hombros. No utilices una silla que te deje los hombros colgando por encima del respaldo sin apoyo.

Además, tus piernas deben tocar convenientemente el suelo mientras estás sentado. Una silla que deja tu pierna colgando en el espacio no es ergonómica para ti.

El reposabrazos también debe estar a la altura de tus codos. Es decir, tus codos deben apoyarse en el reposabrazos en ángulo recto mientras estás sentado. Asegúrate también de que la altura de tu escritorio es ergonómica.

Ajustes de la silla de oficina

Puedes ajustar algunos parámetros de tu silla. Familiarízate con estos ajustes. Conoce la ubicación y las funciones de los diferentes mandos de tu silla. Algunos de los ajustes que puedes realizar son

  • Altura del asiento
  • Los brazos
  • Profundidad de la bandeja del asiento
  • Reposacabezas
  • Inclinación del asiento
  • Tensión de la inclinación del asiento

Una silla mal ajustada tiene varios efectos adversos en la ergonomía. Por otro lado, los ajustes adecuados, adaptados a tu necesidad por tiempo, son esenciales para una óptima ergonomía de la silla.

La postura adecuada para la ergonomía en el lugar de trabajo es sentarse recto y erguido. Tu espalda debe descansar erguida sobre la silla y tus pies apoyados en el suelo. Mantén los brazos cerca de los costados mientras estás sentado y apoya el codo en el reposabrazos si estás trabajando en el escritorio.

Sin la postura adecuada, la silla correcta seguirá sin ser ergonómica. Además, ningún accesorio externo puede compensar una postura sentada incorrecta. La postura correcta al sentarse es una parte muy importante de la ergonomía de la silla y de la productividad general del lugar de trabajo.

Como sentarse en una silla de oficina – Mejor postura para evitar dolores de espalda

Puedes utilizar esta lista de comprobación para evaluar tu postura sentada:

  • Pies – Las plantas deben estar apoyadas en el suelo
  • Rodillas – Dobladas en ángulo recto (90 grados)
  • Parte superior e inferior de la espalda – Rectas y erguidas, sin estar encorvadas o desplomadas
  • Pecho – Ligeramente elevado
  • Cuello – Recto, de tal manera que se mire recto

Es imposible mantener esta postura durante todo el día. Sin embargo, asegúrate de que es tu postura por defecto. Puedes estirarte y moverte según lo requiera tu trabajo, pero asegúrate de volver a esta postura sentada ergonómica.

¿Cuál es la mejor silla para estar sentado frente al ordenador todo el día?

La mejor silla para estar sentado frente al ordenador todo el día es la que está especialmente diseñada para promover la salud de la espalda. La silla debe tener un diseño ergonómico que favorezca una postura correcta al sentarse. Además, todos sus elementos de apoyo deben ser ajustables. De este modo, puedes personalizar su configuración para que te proporcione una comodidad y un apoyo óptimos.

Una silla ergonómica de primera categoría hará más cómodas las largas horas de asiento. También reducirá los riesgos de problemas de salud y de postura. Sin embargo, sentarse todo el día frente al ordenador no es aconsejable. Aunque tengas que estar sentado frente al ordenador durante muchas horas, asegúrate de hacer pequeños descansos para ponerte de pie y moverte.

¿Las sillas de malla se hunden con el tiempo?

Las sillas de malla pueden perder su electricidad y combarse con el tiempo. Cuando esto ocurre, resulta incómodo sentarse. Además, una silla de malla que se hunde no te ofrece el apoyo adecuado. Sin embargo, esto es un resultado natural del desgaste tras varios meses o años de uso.

El tiempo que tarda la saga de sillas de malla depende de la calidad de la silla de malla. Por tanto, asegúrate de comprar un producto de primera calidad si vas a comprar una silla de malla.

¿Valen la pena las sillas ergonómicas?

Las sillas ergonómicas merecen la pena. Ofrecen apoyo a la columna vertebral y ayudan a aliviar el dolor de espalda. También protegen la salud de las articulaciones y alivian los dolores de hombros y cuello. A largo plazo, tu salud, tu postura, tu comodidad y tu productividad en el trabajo mejorarán cuando utilices una silla ergonómica.

Hasta ahora, te hemos mostrado todo lo que necesitas saber para que tu silla sea más ergonómica. Aplica estos consejos y consigue todos los accesorios necesarios. Entonces, podrás empezar a disfrutar de la máxima comodidad y productividad mientras estás sentado en tu silla.

También te puede Interesar:

Deja un comentario