Como Limpiar un lavavajillas: método sencillo y eficaz

Con un rendimiento energético cada vez más impresionante y un consumo de agua casi insuperable, el lavavajillas se ha convertido realmente en el accesorio definitivo para ahorrar tiempo (¡y dinero!).

Pero para mantener su buen rendimiento y maximizar su vida útil, es Es fundamental realizar un mantenimiento regular de tu lavavajillas. Por «mantenimiento» nos referimos, por supuesto, a limpieza profunda.

Otras comparativas relacionadas:

Pero no te preocupes, ni siquiera tendrás que fregar durante horas 😉

Lavavajillas de fotos
Limpiar y desincrustar el lavavajillas de vez en cuando es ESENCIAL para que siga funcionando correctamente.

En este artículo, descubrirás los mejores métodos para saber cómo limpiar el lavavajillas correctamente de la A a la Z.

Para mantener tu aparato en las mejores condiciones de funcionamiento, te recomendamos que límpialo regularmente si es posible una vez cada 1 o 2 meses.

¿Cómo se limpia un lavavajillas?

Hay varios métodos y tipos de productos para limpiar un lavavajillas.

Aquí están EL método que recomendamos a todos nuestros lectores: el el método más sencillo, rápido y económico. ;D

1. Limpia el filtro

El limpieza de filtros es lo primero que hay que hacer al limpiar un lavavajillas.

Limpieza del filtro de la ilustración
Paso 1: Limpieza del filtro

=> Instrucciones de uso :

  1. Desenrosca y retira el filtro del fondo del depósito
  2. Limpia las rejillas del filtro con una esponja y líquido lavavajillas, y luego acláralas con agua caliente
  3. Una vez que esté perfectamente limpio, vuelve a colocarlo dentro del depósito

A tener en cuenta Si ves que las rejillas del filtro están dañadas, pedir una pieza de recambio inmediatamente.

Es fundamental evitar que entren en el sistema de bombeo del aparato restos de comida, astillas de vidrio o similares, ya que podrían obstruirlo y provocar graves averías.

2. Limpia el depósito

Después de limpiar el filtro, es el 2º paso el más importante.

Y lo bueno de la limpieza del depósito es que no tienes que ni siquiera tienes que pasar horas fregando todo a mano.

Simplemente deja que que el lavavajillas se limpie solo de forma automática¡!

Foto del interior del depósito del lavavajillas
Paso 2: Limpieza del depósito

=> Instrucciones de uso :

  1. Vierte 250mL de vinagre blanco en un plato o cuenco poco profundo y colócalo en el cesto superior del lavavajillas
  2. Cierra la puerta y realiza un ciclo en vacío a la temperatura de lavado más caliente posible (normalmente alrededor de 70ºC)
  3. Deja la máquina en marcha hasta el final del ciclo
  4. Cuando el ciclo haya terminado, abre la puerta y vierte 3 cucharadas de bicarbonato de sodio en el fondo del recipiente
  5. Cierra la puerta e inicia un nuevo ciclo de alta temperatura, pero esta vez bastante corto (15 minutos son suficientes)

¡Y eso es todo!

Cuando se complete el 2º ciclo, la cuba de tu lavavajillas estará como nueva ¡! ¡Descalcificada, desengrasada y desodorizada!

Y lo mejor es que el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio son Productos 100% naturales ¡biodegradable, no tóxico y barato!

¡Qué más se puede pedir! 😀

=> ¿Cómo funciona?

El vinagre blanco y el bicarbonato de sodio son «trucos de la abuela» que funcionan muy bien contra la cal, los residuos de grasa y los malos olores.

Ilustración de vinagre y bicarbonato de sodio
El vinagre blanco y el bicarbonato de sodio son 2 productos que DEBES tener en tu armario

Como el lavavajillas funciona en ciclo cerrado del agua (el agua bombeada a la máquina al principio del ciclo se reutiliza durante todo el proceso de lavado), el vinagre y el bicarbonato se mezclan con el agua caliente y circulan por todos los componentes de la máquina.

El vinagre disuelve los depósitos de cal, el bicarbonato absorbe los residuos de grasa y la combinación de ambos productos neutraliza los malos olores.

3. Limpieza de las juntas

Después de limpiar el filtro del lavavajillas y la cubeta, aborda las juntas de la puerta.

Ilustración juntas de la puerta del lavavajillas
Paso 3: Limpieza de las juntas de las puertas

=> Instrucciones de uso :

  1. Retira la junta de la puerta cogiéndola por un extremo y tirando ligeramente de ella hasta que salga de su canalón
  2. Con una esponja empapada en detergente o vinagre blanco, frota la junta (ten cuidado de no utilizar el lado que rasca de la esponja) y luego aclara con agua caliente
  3. Vuelve a colocar la junta en su canal tal y como estaba montada originalmente: si un lado sobresale o es demasiado corto, la has sustituido incorrectamente
  4. Frota la junta inferior de la puerta con una esponja y líquido lavavajillas SIN QUITARLA DE SU CANAL (la junta inferior de la puerta es esencial para la estanqueidad de tu lavavajillas, y puede ser bastante complicado volver a colocarla en su sitio en algunos aparatos)

Si ves que una de las juntas está en mal estado, pide una de repuesto e instálala siguiendo un video tutorial en internet.

4. Limpia los brazos giratorios

El último paso para limpiar un lavavajillas es limpiar el brazos giratorios instalado en el interior de la cuba y utilizado para proyectar el agua a presión utilizada para limpiar la vajilla.

Estos brazos giratorios son especialmente sensible a la cal y los pequeños orificios desde los que se pulveriza el agua se obstruyen con bastante facilidad.

Pero, de nuevo, no te preocupes, limpiarlos no es realmente complicado.

Ilustración Lavavajillas de brazos giratorios
Paso 4: Limpieza de los brazos giratorios

=> Instrucciones de uso :

  1. Desenrosca o desengancha los brazos giratorios superior e inferior
  2. Pasa estos brazos giratorios bajo el agua caliente y frota ligeramente con una esponja y líquido lavavajillas
  3. Si ves que varios agujeros están obstruidos por la cal, coloca los brazos en una palangana o en una bandeja de horno con borde y llénala de vinagre blanco hasta que todos los agujeros estén sumergidos
  4. Déjalo durante unas horas, luego aclara con agua caliente y comprueba que todos los agujeros están desbloqueados
  5. Vuelve a colocar los brazos en el lavavajillas

Ya está.

Ahora ya sabes cómo limpiar un lavavajillas de forma fácil. Esta es una forma rápida, barata y ecológica de limpiar el lavavajillas sin productos químicos.

Antes de terminar, el último consejo que podemos darte para que los malos olores en tu lavavajillas sean mínimos: intenta no cerrar la puerta completamente cuando tu lavavajillas esté apagado, para deja que el aire circule y evitar que la humedad se estanque en el interior.

Araceli Molina
+ posts

Editora jefe 6mejores.com. Mi misión es ayudarte a descubrir los mejores productos y servicios para una vida más fácil y productiva. Más de 15 años de experiencia en marketing digital y publicaciones online. Me apasiona el fitness, la tecnología, la naturaleza y los animales.

Deja un comentario